Portada » Blog » Límite para darse de alta como autónomo

Límite para darse de alta como autónomo

En el complejo escenario de emprender una actividad por cuenta propia, surge una pregunta recurrente entre empresas, trabajadores, y emprendedores: ¿cuál es el límite de ingresos para evitar darse de alta como autónomo? Hoy en Su Sociedad Limitada, como empresa experta en constitución de sociedades limitadas online y punto de asesoramiento para emprendedores, le contamos los detalles que debe conocer. La respuesta no exenta de ambigüedad, encuentra su base en la noción de «habitualidad» en la realización de la actividad, más que en los ingresos generados.

La regulación de actividades esporádicas, de bajo rendimiento económico y difíciles de sostener, plantea desafíos interpretativos. La clave para el lector inquisitivo radica en entender cómo la Administración define la «habitualidad» en la actividad en cuestión, más allá de los ingresos generados.

Nuestro despacho ha abordado diversas consultas de individuos con iniciativa y talento, enfrentados a los desafíos de emprender nuevos proyectos. Las barreras, como las cuotas a la Seguridad Social y otros costos, han impedido la materialización de estas ideas, o en su realización, han implicado asumir riesgos desconocidos.

A continuación, presentamos un extracto de un artículo que arroja luz sobre esta situación ambigua y respalda el asesoramiento proporcionado por nuestro despacho.

¿Cuál es el Máximo de Ingresos sin Dar de Alta como Autónomo?

No existe una cantidad específica en el marco regulatorio que determine cuánto se puede ganar sin darse de alta como autónomo. La clave recae en la «habitualidad» de la actividad. La interpretación de este concepto, no definido temporalmente por la ley, ha llevado el asunto a la justicia. Una sentencia del Tribunal Supremo, estableciendo jurisprudencia, señala el límite de ingresos en el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Ganar menos de los 9.080,40 euros anuales del SMI exime del alta como autónomo.

Ejemplos Ilustrativos:

  1. Clases puntuales o participación en eventos esporádicos: No hay obligación de cotizar si los ingresos son inferiores a los 9.080 euros, siempre que la actividad sea esporádica.
  2. Negocio con ventas estacionales: Aunque no se supere el SMI, un local abierto al público se considera trabajo habitual, requiriendo la cotización.
  3. Gurú que da conferencias: Aunque sus intervenciones puedan superar el SMI, si la actividad no es habitual, se libra de la obligación.
  4. Venta a puerta fría: A pesar de no superar el SMI, esta actividad se considera habitual y requiere el alta como autónomo.

Es crucial tener en cuenta que la no inscripción en la Seguridad Social y la omisión de cotizaciones privan a la persona de acceder a prestaciones como incapacidad temporal, invalidez, viudedad, orfandad, jubilación, maternidad, entre otras. 

Si tienes más dudas, no lo dudes y contacta con nosotros. Como miembros de la red PAE de Puntos de Atención al Emprendedor, seguro podremos ayudarte.