Portada » Blog » Cómo constituir un negocio en el extranjero
Cómo constituir un negocio en el extranjero

Algunas de las dudas frecuentes para aquellos que desean expandir su actividad empresarial en un país extranjero es el dónde es mejor expandirse y el cómo constituir un negocio en el extranjero. Por este motivo hoy desde Su Sociedad Limitada, como especialistas en Constitución de Sociedades y miembros de la red de Puntos de Atención al Emprendedor, te explicamos cómo constituir un negocio en el extranjero.

Factores a analizar antes de constituir un negocio en el extranjero

Lo primero que debemos tener en cuneta a la hora de decidir si dar el salto a la internacionalización de nuestro negocio son los costes de establecimiento. En este sentido, deberemos plantearnos bajo qué fórmula jurídica vamos a establecernos en un determinado país:

  • Constituyendo una sociedad mercantil.
  • Mediante representación o agencia comercial.
  • Con una Joint Venture con una empresa local ya operativa en el país elegido.

En función a la fórmula que elijamos, los costes de implantación, el riesgo y el control de la inversión variarán, por lo que es fundamental analizar los siguientes factores:

Clima de inversión

Analizar y conocer aspectos fundamentales del macroentorno del país extranjero en el que nos queremos dirigir es fundamental. Debemos conocer, entre otros factores:

  • La coyuntura del país.
  • Su PIB.
  • El tipo de gobierno y sus políticas.
  • Su mercado.
  • La moneda y su valor.
  • La estabilidad económica del país y sus previsiones.
  • El sistema bancario.

Conocer todo esto nos permitirá a su vez detectar las mejores oportunidades para invertir en dicho país.

Constitución del negocio en el extranjero

Como ya hemos comentado, podemos implantarnos en un país extranjero de diferentes modos: bajo una sociedad, una sucursal o establecimiento permanente, por representación comercial o mediante una asociación con otra empresa ya establecida en el país extranjero. En cualquier caso, se deberán cuantificar:

  • Los costes de registro de nombres y marcas comerciales.
  • Contratos.
  • Estatutos.
  • Notario.
  • Patentes.
  • Traducciones oficiales.

Es por todo esto que la elección de la fórmula a elegir para constituir un negocio en el extranjero es una decisión de costes y estratégica que deberemos estudiar muy detenidamente.

Sistemas y coste fiscal

Tras la decisión de constituir nuestro negocio en un país extranjero, la preguntas habituales son el dónde establecernos y el cómo realizar la implantación extranjero.

La respuesta al dónde debe responderse en el propio plan de negocio, basándose en:

Razones empresariales estratégicas.

  • Logística.
  • Ubicación de clientes.
  • Ubicación de proveedores.
  • Etc.

Además, en el ámbito fiscal internacional es imprescindible conocer los convenios de doble imposición que España tiene firmados, y que países están tipificados como paraísos fiscales.

Esperamos que le haya sido de interés este artículo. Si tiene alguna duda, póngase en contacto con nosotros y le resolveremos cualquier duda al respecto. Recuerde que en Su Sociedad Limitada contamos más de una década constituyendo Sociedades Limitadas y ofreciendo asesoramiento personalizado en todo el proceso de creación de nuevas empresas.